Latin America

La malnutrición

La malnutrición, en todas sus formas, incluye la desnutrición, la insuficiencia de vitaminas o minerales, el sobrepeso y la obesidad, y ocasiona enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta.(15)  Puede desembocar en deficiencia inmunitaria y reducir la capacidad de una persona para combatir y superar las enfermedades. Al mismo tiempo, las infecciones reiteradas pueden ocasionar malnutrición.

Causas de la malnutrición en niños

En Latinoamérica*, son muchas las causas de malnutrición. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)(74), son principalmente tres factores los que causan la malnutrición:

  1. la inseguridad alimentaria y el estado nutricional por un acceso físico, económico y social limitado a alimentos nutritivos
  2. la transición demográfica, epimediológica y nutricional porque las decisiones de consumo, los estilos de vida y los hábitos de actividad física han cambiado con las generaciones y, por ende, también las necesidades nutricionales;
  3. el ciclo de vida, ya que los problemas nutricionales tienen consecuencias de por vida, desde el nacimiento.

*Se excluye el Caribe

Las formas de la malnutrición

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud,(15) existen tres grupos amplios de malnutrición:

  • La desnutrición, que incluye la emaciación (insuficiencia de peso respecto a la talla), retraso del crecimiento (talla insuficiente respecto a la edad) e insuficiencia ponderal (peso inferior al correspondiente a la edad). Por causa de la desnutrición, los niños en particular son mucho más vulnerables ante la enfermedad y la muerte. Las cifras(75) muestran que, en Latinoamérica, el 6.5 % de la población se encuentra desnutrida. El 1.3 % de los niños menores de 5 años padecen emaciación en Latinoamérica.La malnutrición relacionada con los micronutrientes, que incluye la deficiencia de micronutrientes (una falta de las vitaminas y los minerales más importantes) o el exceso de micronutrientes; los más importantes, en términos de la salud pública mundial, son el yodo, la vitamina A y el hierro. En Latinoamérica, las deficiencias de micronutrientes son comunes también en los niños menores de 6 años y en las mujeres en edad de procrear. Las deficiencias más comunes son de hierro, zinc, vitamina A y ácido fólico.
  • El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación se deben a un desequilibrio entre las calorías consumidas (demasiadas) y las calorías gastadas (pocas). La Organización Mundial de la Salud señala que, en todo el mundo, la gente consume alimentos y bebidas que contienen exceso de calorías (por su alto contenido de azúcares y grasas) y realiza menos actividad física. De acuerdo con el repositorio del Observatorio Mundial de la Salud de la OMS, en América Latina, prevalece un 84.9 % de actividad saludable insuficiente en Latinoamérica en los adolescentes de entre 11 y 17 años de edad y del 32.13 % en los adultos (18 años o más). (76)
  • La “doble carga” de la malnutrición: la obesidad y la desnutrición, un problema que se agrava Los estilos de vida en Latinoamérica cambiaron drásticamente en los últimos 10 años a raíz de la tecnología, el libre comercio y los distintos cambios sociales y políticos en la región, que han repercutido en nuestra población al cambiar los patrones de consumo y la elección de la dieta, incluido un mayor consumo de alimentos procesados. Según señala la FAO en su publicación “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo”, más del 70 % de los niños en Latinoamérica comen menos de 5 porciones de fruta al día, y más del 50 % consumen comida rápida al menos una vez por semana y por lo menos una bebida carbonatada al día.(75)  Más del 60 % no realiza actividad física.(75) Por otro lado, aunque las personas logren satisfacer sus necesidades calóricas diarias, tienen menos acceso a alimento de calidad suficiente para asegurar su nutrición.

Qué hacer al respecto

Aunque la mayoría de los países en la región cuentan con programas para combatir la desnutrición y/o la obesidad, muchos no cuentan con una estrategia integral para abatir ambas. Es decir, las estrategias son individuales: reducir la emaciación y la desnutrición, por un lado, y el sobrepeso y la obesidad por el otro

 

Más información aquí:

Latinoamérica
Argentina
Brasil
Bolivia
Colombia
Costa Rica
Chile
Ecuador
El Salvador
Guatemala
Honduras
México
Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú